¿Qué es este blog?

El mundo reclama tu atención. ¡Escúchalo!

Se suele insistir en que vivimos en la mejor época de la historia. No se dice tanto que también es la época en que vislumbramos el futuro más catastrófico de la historia. Las perspectivas de futuro han sido negras con frecuencia, pero nunca hemos tenido tantas razones para ser pesimistas como hoy. El capitalismo maduro que se nos viene encima está provocando inevitablemente hechos insólitos y tremendamente relevantes, configurando un período histórico insostenible que José Pablo Feinmann llama, acertadamente, «multipolaridad nuclear preapocalíptica». El fin de la Guerra Fría ha acabado por representar, como muchos marxistas advirtieron, una tragedia para la comunidad internacional: una situación del medio ambiente alarmante e irreversible, un auge de los pretextos para la generación de conflictos a gran escala, tasas de desigualdad elevadísimas y crecientes, métodos de dominación de clase sumamente sofisticados, la desaparición del estado en beneficio de entidades radicalmente antidemocráticas (como la empresa privada) o la cesión de soberanía a entidades privadas e internacionales de dudosa legitimidad. Y todo ello en tendencia creciente: lo peor está por venir. Y tarde o temprano estallará.

A todo esto, la población general sufre un desconcierto asombroso. Superada en gran parte la creencia en la magia religiosa y desmitificados los grandes referentes intelectuales del pasado, el posmodernismo ha sumido a la población en un ideario confuso, ambiguo e incoherente al no haber lugar para los «grandes relatos» (explicaciones integrales de la humanidad). La incertidumbre caracteriza lo que ha sido denominado «modernidad líquida». Entre otras cosas, esto conlleva una falta de alternativas que nos mantiene desarmados ante la barbarie que acecha.

Sí, la tragedia del fin de la URSS está siendo de cine. ¿Fuiste de los que celebraste la caída del Muro? Disfruta lo celebrado.

Dibujo sin nombre de Boris Taslitzky. Aparece en «Boris Taslitzky, 111 dessins faits à Buchenwald».

Dibujo sin nombre de Boris Taslitzky. Aparece en «Boris Taslitzky, 111 dessins faits à Buchenwald».





Bienvenido mi blog.

¿Qué puedes encontrar aquí?

Así son los textos en Reality Shock:

  • Temática: Me interesan los temas que mueven el mundo. Por ello, en este blog abundan textos sobre política, particularmente en el ámbito internacional. También podrás hallar entradas relacionadas con otras ciencias sociales (historia, sociología, economía…). Todo ello desde una cosmovisión marxista y muy personal, generalmente teniendo en cuenta las estructuras de poder y observando la dinámica de sistemas a largo plazo.
  • Naturaleza: Los textos acostumbran a ser bastante teóricos, aunque también incluyo opiniones sobre fenómenos de actualidad. Algunas de las entradas son recortes de trabajos universitarios presentados por mi.
  • Longitud: Los posts tienden a tener una longitud entre mediana y larga: aproximadamente, entre 1.500 y 7.000 palabras.
  • Categorías: Cada entrada se clasifica dicotómicamente en la categoría de «análisis» o de «opinión»: «análisis» son los textos en los que, tratando de no implicar percepciones personales, trato un tema con abundantes referencias; y «opinión» son los textos en los que doy mi punto de vista personal sobre cualquier tema. En cualquiera de los dos casos, una entrada puede incluirse también en «actualidad» si el tema coincide con un debate existente en la agenda política del momento.

 ¿Qué es Reality Shock?

Reality Shock es el nombre con el que un grupo de tertulianos habituales hemos bautizado a un concepto que, pese a haberse vivido con frecuencia, no tiene otro nombre.

A veces se produce un Reality Shock cuando se aprenden muchas cosas sobre el funcionamiento oculto de la humanidad en poco tiempo. La situación típica es que una persona joven del Primer Mundo con una visión optimista del mundo y con un bajo nivel de conocimiento de éste aprenda parte de la realidad social desde un punto de vista crítico y pase a tener una cosmovisión más compleja y realista. Algunos de sus síntomas son: elevación del ritmo cardíaco, ausencia de sustentos cognitivos, insoportable incertidumbre, una contradictoria necesidad de calma pero también de conocimiento, constantes e inevitables pensamientos paranoicos, y en casos graves, ganas de suicidarse.

La realidad supera a la ficciónEl lema del blog es uno de los pocos proverbios populares que considero que en el mayor número de casos son ciertos. El autor lo considera una pauta de comportamiento útil: la realidad es siempre más relevante y también más interesante que la ficción. Si no es así, es que no se ha analizado lo suficiente la realidad.

Mis objetivos con este blog

  • Objetivo altruista con el lector (divulgativo): La mayoría de entradas están destinadas a ofrecer información a quien quiera saber sobre alguno de los temas que expongo, como la sanidad catalana, la transición rusa o el precio del café durante la historia.
  • Objetivo recíproco con el lector (intelectual): Estoy abierto al debate constructivo y racional para el fomento mutuo de puntos de vista más refinados y de riqueza argumental. No dudes en comentar cualquier entrada si quieres criticar constructiva y racionalmente mis análisis u opiniones.
  • Objetivo egoísta con el lector (autoinstructivo): Naturalmente, la publicación de textos me ayudará a mejorar mis habilidades de redacción.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s